viernes, febrero 17, 2017

ÉTICA LAHORMYDOC: LA PREPOTENCIA COMO MODO DE VIDA (14º nota)


    Hace muchos años iba con una ex novia (Itatí, no te pongas celosa fue mucho antes de conocernos), queríamos ir a una discoteca (o a lo que ahora se llama “boliche” y que antes de llamarse “discoteca” se le decía “boliche”). Éramos chicos, teníamos ella 18 y yo 19. Yo era la primera vez que iba a bailar llevando a una pareja (siempre había ido solo), ella... no sé.
    Llegamos con mucha ilusión a nuestra cita. Éramos los más prolijos y mejor vestidos. Para nuestra sorpresa, la vigilancia no nos permitió entrar. ¿Se trataba, acaso, de una cuestión de edad? No, estaban entrando personas más jóvenes y mayores que nosotros.
    ¿Era entonces que sólo se permitía entrar a personas solas y no en pareja? No, ya que mientras nosotros estábamos detenidos en el ingreso, estaban entrando parejas
¿Tal vez que el tipo de vestimenta debía ser informal? No, tampoco, porque entraban personas, también, con un tipo de vestimenta muy similar al nuestro.
Era simplemente y terriblemente: la prepotencia.
    Antes y después de aquella noche, que recuerdo mucho por la tristeza con la que nos fuimos, me encontré con la prepotencia.
    Encargados de edificios que no me dejaban entrar a pesar de que el dueño del departamento me había abierto la puerta. Personas que estando yo en una fila durante mucho tiempo, se agregaban a montones delante de mí, aduciendo que conocían a alguien en la fila. Los estados exigiendo grandes pagos de impuestos a personas con mínimos ingresos.
    Prepotencia.
    El acoso sexual a mujeres en medios de transporte. La difusión en Internet de video de mujeres desnudas, obtenidos sin consentimiento de las víctimas. Acoso sexual de parte de un superior. Ataque cobarde de patoterismo a víctimas elegidas en los colegios dentro de los compañeros. Personas que obligan a automovilistas a pagar para estacionar en lugares gratuitos.
    Prepotencia.
    ¿Nos acostumbramos a la prepotencia, es la vida que queremos vivir, es el mundo donde queremos vivir?
    Si es así ¡qué pena! Sino es así, luchemos; porque la prepotencia, como las manchas, no se va sola... hay que sacarla.
   
Desde el alma

domingo, febrero 12, 2017

UNA VEZ TUVE DIEZ AÑOS...

Nunca entendía las ganas de morirse, es más hasta las pocas ganas de vivir me eran incomprensibles. He reprochado eso, he incomprendido el suicidio. El apagarse de la vida. Tenía sueños, tenía un mundo para cambiar, tenía perspectivas, proyectos, esperanzas, tenía gente que me quería y que hasta sin saberlo yo, no me dejaban caer.
Hoy, con el paso de la vida, los sueños no se fueron pero se fueron debilitando, como un teléfono celular con poca carga. Hoy, con la tiranía del paso obligado del tiempo, todo se fue paulatinamente volviendo más gris. Sólo escribir, como un milagro, me vuelve al pasado de las muchas posibilidades de ese el mucho tiempo por delante. Cuando dejo el papel, o la pantalla, vuelve mi realidad.
El mundo no lo cambié ni me cambió, quedamos empatados; pero todo lo otro fue derrota. Demasiadas veces no supe responder al amor. Cometí errores, perdí a personas que eran parte importante de mi alma. En otros casos, simplemente la muerte me dejó sin seres queridos que eran mi mundo. La enfermedad de los otros. A veces, la incomprensión por parte de los otros. La envidia, la calumnia. La deshonra consiguiente a falsedades creídas por gente que no esperaba que las creyera. Como siempre digo: no me duelen los que inventan calumnias sobre mí ME DUELEN LOS QUE LAS CREEN.
Ahora, que siento que es tarde para todo. Quiero pedir disculpas, también muy tarde, por todo lo que no hice, por todo lo que no intenté, por tantos errores que me trajeron a este abismo del que siento que no podré salir; pero más que nada hoy, en esta noche silenciosa y lluviosa, quiero pedir disculpas, también muy tarde, a todos aquellos que no les entendí las ganas de morir, las pocas ganas de vivir, el desencanto, la melancolía, la soledad.
Los sueños son imposibles cuando no se intentan o cuando se intentan mal, y esto también lo supe DEMASIADO TARDE.
A vos que estás leyendo, sólo puedo darte un consejo, extraído del dolor y del espanto. Lector querido, lectora querida: no seas como yo.

Un abrazo desde el alma

LUIS ALBERTO BATTAGLIA DOMINGO 12-2-2017 POR LA MADRUGADA.   

sábado, febrero 04, 2017

ENTRE GOLPES DE MARTES Y MIÉRCOLES Y SÁBADOS DE SAL...

Me golpea la noche
soy ese niño asustado que va a buscar a un mayor,
sólo
con una casa tan vacía como mi alma;
me disfrazo de serio,
me visto de Quijote y salgo
a rescatar caídos.

Largo
universo
inimaginable
soy.

Ahora
lejos
busco un abrigo,
empecinadamente triste,
roto
tus constelaciones
opacas.

Busco,
abriendo el alma,
tratando de pensarte,
tratando de ser yo;
activista del asombro,
glaciar silencio,
letal silencio,
insípida distancia,
arenas del adiós.

Soy el que corría por una casa grande de Saavedra
con pocos años
y muchos sueños.
Tarde
descubrí la vedad...

LUIS ALBERTO BATTAGLIA
4-2-2017