jueves, noviembre 13, 2008

Detrás del trueno (de Fuensanta González) P704040

Mi queridísimo Luis: (..) No me sería digno pasar por pasar, sí envío y no se si aún siquiera estén recibiendo bien de mi parte. Pero bueno, a pesar de, hago lo que puedo, al menos si no yo, sí que mi poesía esté presente como enviar presencia de mi alma a ti y a todos. Sé que he quedado muy mal en ese aspecto, pero no deseaba dar énfasis en lo que de contradictorio mi vía va... no lo consideré adecuado, preferí dejar que se pensara cualquier otra cosa antes de mortificarles de una sola manera. Bien, bajo estos términos, me asomo a ver y por azares del destino o mi Ángel Protector del oficio, y de la gratitud, me trajeron hasta ésta respuesta tuya a éste poema que veo te sacudió para enraizarte, confirmarte a pesar de lo que fuera... sólo tú sabes tu bregar, y eso es de mi total respeto. Te diría solamente ¡muchas gracias! pero no Luis, no amigo, aún pasados cerca de 2 meses, si puedes hacer de cuenta que el tiempo no es lo que parece, que se curva y a pesar de él estamos en los corazones, créeme que más que agradecértelo por un simple acto de agradecer estereotipado, te digo que, soy yo quien se honra con éste pedazo de alma que dejas en tu respuesta, créeme cuando te digo que te aprecio mucho y aprecio muchíisimo que siempre has estado admirando mi pluma, pero más que eso siento cómo que te quedo muy pequeña ante la magnitud de tu vibrar, es como si tú hubieses deseado escribir algunas cosas que mi mano escribe, (...). Entonces mi querido LAB, Luis precioso, con independencia de lo que creas por ésta tardanza en responder, mi descuido osado, de la misma manera osada te expreso esto: ese poema tenía y tiene en ti al dueño, te lo regalo, no te lo dedico, te lo doy, te pertenece porque tuyo lo hiciste desde tu alma. Hazme el honor de quedártelo, yo ya no contaré más con él, es mi ofrenda divina para honrar la grandeza de tu espíritu, con tanta bonomía para conmigo. Así, no agrego más que TE QUIERO MUCHO y nunca dejaré de dar gracias por tu cariño que me vale todos los tomos que sería capaz de escribir en poesías. Mi regalo de Navidad anticipado se llama Detrás del Trueno... todo tuyo es. Te abrazo en la fe, nacer tiene un gran sentido: es el único verdadero don que poseemos, es magia! Tu amiga siempre, FuenMonterrey, Nuevo León México a 16 de octubre de 2008

Detrás del trueno

"Y nuestra tierra es oro, con el que hacemos la Seda,
que es el fermento del elixir"

Creía la verdad, creía que la poseía
por eso cada mañana desvanecía el suelo
con su mirada infinita. . .
leve risa de un mundo que arde, sueña y maldice
si las palabras faltan al cromático ojo que adivina.

Supuso ser un salvador de la maestría,
digna carrera al profesional del sueño
de rescatarse el cielo de las sedas,
ungirse ser animal aunque le costara el declive
en ese silencio. . .
verdadero moho que todo lo corroía.

Fue lejos, demasiado lejos que ligó una cercanía,
brazada que se hace mandala en el ojo dispuesto
al mismo sueño que mecía;
y no escatimó en usuras
ni en talentos podridos,
hizo entrega de su desgracia
a los desvelos como imanes,
sin asumir pretender, la pretendía…
como se pretende al carmín
en la rosa aún ya marchita.

Fue, cerca, y tan cerca se ligó que le asomó la lejanía
del rojo contra su azul, del negro contra su blanco,
del gris que le mece las lágrimas que esconde
al caerse el día en su gabinete de noche,
. . . a solas mirando su fotografía.

Y quizá no supo ver
que ella va retoñando con una brama bravía,
llenita de soles, surcando ésta tierra de oro
montada en los dorados rayos de su sexo
bajo el influjo de un elixir;
que en él, a la inversa, ya se evapora,
como ya se platean
las hojas de la historia que le prometió
una tierra lejana de pirámides exóticas.

2

"Así pues, vosotros, investigadores de la ciencia, y vosotros,
hijos de la Sabiduría, sabed que, cuando el buitre está en la
montaña, grita en voz alta:
¡yo soy el blanco del negro,
y el rojo del blanco,
y el amarillo del rojo!
Ciertamente, digo la verdad"

Pira santa que lo invalida
a pesar de la consagración de su alma
al templo prístino,
a la decencia que destronó antes
y que ahora abrocha
a su bragueta como a su seso.

Y aunque níveo, y si amarillo amanece,
se anochece si le escarcha el buitre
de la nostalgia una mirada vacía...
pues creyó que poseía toda la verdad,
creyó saber toda la beldad de su poesía…

creyó, y por creer,
hoy muere sabio pero infeliz,
así pues, amordazado de montes
en sus quiméricos infinitos...
mientras ella con voz sedosa, pero firme,
al son de un trueno se desmonta de la escena,
mira al cielo que se abre en la tierra
bajo los pies de los que se quedaron
y grita hacia arriba en alto tono:

¡Parsifal! ¡Ya nada puedo hacer por ti!
... soy todos los colores – lo dije -
y a todos los colores en ésta tierra de oro
hoy me retoño como retoña la estrella
después de una supernova,
y me remonto
como acaso te remonté en algún siglo
dentro de alguna leyenda que hoy te llevas
con tu savia y tu lira de cupido
a aquél reino de promesas
de donde yo vine un día - te lo sugerí
y no me quisiste oír.

Final

Detrás del trueno cae la lluvia,
gotas y más gotas... sólo agua de certezas
que yo más quiero,
y cuando me preguntan por ahí si aún creo
después de éste tremendo fuego del elixir que me bebí
puedo responder serena que sí, aún creo,
porque más que nunca creo en mí,...
todo lo demás sólo son fragmentos que se quemaron
detrás del trueno en que no me fui.

2 comentarios:

Carla dijo...

Muy bueno el blog! Te felicito!
Te deje uncomentario en la entrada o seccion de intercambio de links

Luis Alberto Battaglia dijo...

Gracias amiga, ya hice el intercamnio BUSCÁ tu sitio en el blob YA ESTÁ AGREGADO. Este es el blog del Grupo Paginantes que inluye http://ar.groups.yahoo.com/group/paginantes/ y http://www.foropaginantes.com.ar
yo soy el director pero en rigor no es MÍO sino de todos los Paginantes.

Un besito
Luis