jueves, abril 05, 2018

MERCEDES GIUFFRÉ

  Estuve en la presentación del libro de Mercedes Giuffré "Almas en pena". Se dio una situación particular y es que llegué a la presentación no por ser lector de Mercedes sino amigo en Facebook y estoy por recorrer un camino distinto al habitual que indica que los lectores de un escritor quieren conocerlo personalmente; en mi caso luego de conocerla personalmente quiero ser su lector. Me encontré muy agradado en la presentación por todo lo interesante que esta autora decía y su profundo conocimiento de literatura y de historia.
  Me alegra y me alienta constatar que la nueva literatura de Argentina (ya que en la presentación ella se definió como "literatura argentina") cuenta con personas tan brillantes y tan humanas.
Mercedes NUNCA CAMBIES ni te creas la fama ni te alejes del pueblo. VAS MUY BIEN
Un abrazo

Luis Alberto Battaglia


BIENVENIDO A LAS METROLETRAS


((((())))))))))))


((((())))))))))))

Índice general del bog

(colocá el puntero sobre el enlace interno del blog donde quieras entrar y hacé un click)

SEGUIR MI BLOG PUEDE RESULTARTE UNA GRAN EXPERIENCIA Y DE MUCHA UTILIDAD, PARA HACERLO HACÉ CLICK EN LA PALABRA "SEGUIR" QUE FIGURA JUSTO ARRIBA DE MI FOTO. Cuando aparezca este mensaje: "502. That’s an error" LA OPCIÓN ES QUE INGRESES con cierta regularidad NO TE VAS A ARREPENTIR

martes, abril 03, 2018

LA HERMANITA

"¡Ay hermanita perdida!"
nunca más volviste a casa,
te quedaste con tus muertos,
en las nieblas de tus playas;

tumbas sin nombre y sin tiempo,
cristos heridos del agua,
crucificados de fuego,
de silencio, de distancia.

"Te va llagando el saludo"
del fracaso y la nostalgia,
del Belgrano aniquilado,
de los prodigios del aire

que en tierra fueron sin alas
rincones de un mismo llanto...
hermanita te nos fuiste,
te nos fuiste tanto, tanto..

No me cuenten de la gloria,
de escarapelas ni marchas;
que hoy la muerte y el olvido,
hermanita...son tu casa.

LUIS ALBERTO BATTAGLIA
2/4/2018



BIENVENIDO A LAS METROLETRAS


((((())))))))))))


((((())))))))))))

Índice general del bog

(colocá el puntero sobre el enlace interno del blog donde quieras entrar y hacé un click)

SEGUIR MI BLOG PUEDE RESULTARTE UNA GRAN EXPERIENCIA Y DE MUCHA UTILIDAD, PARA HACERLO HACÉ CLICK EN LA PALABRA "SEGUIR" QUE FIGURA JUSTO ARRIBA DE MI FOTO. Cuando aparezca este mensaje: "502. That’s an error" LA OPCIÓN ES QUE INGRESES con cierta regularidad NO TE VAS A ARREPENTIR


sábado, marzo 31, 2018

¿SUEÑOS...? DE NADA

Si paso los días soñando un encuentro
que sólo me junta con la pena fría,
la ausencia de toda ternura y el centro
de un abismo oscuro como el alma mía;
si ingenuo prosigo soñando y mi sueño
me deja en las sombras y soy solamente
un ente vacío, quebrado, pequeño,
que en medio de un cosmos helado y distante
se sana tan sólo fantaseando un beso
y un alma cercana que le hable y le cante.
Si ya no soy nada, si apenas soy eso,
una fantasía fugaz como un rayo
que cruza en la tarde poblando un estruendo
de un grito de mayo, de un alma muriendo.
La noche es la noche y en mí es el destino,
la lluvia infinita cayendo en los mares,
y una herida vieja sin fe, sin camino,
que duelen y duelen las tardes iguales...
Tal vez si la suerte me tiende una mano
un día me vaya llevando mi pena,
mi ser de espejismos, mis sueños en vano.
Y así para entonces para que tu sepas
lector de mi vida que se abisma y cae,
te cuento mis ansias, te escribo poemas,
yo soy este viento que la lluvia trae
y espera sin nunca lograrlo ser risa,
ser amor, ser dicha, se fuerte y ser yo.
Y entonces los gritos de siempre me dicen
tragedias que nunca la vida borró.
Yo soy este llanto, lector, esta pena,
y este intento inútil, destino y condena
de tener mis flores sin flor, sin razón,
de querer ser alguien, ser algo y tan sólo
constatar la nada de mi corazón.

LUIS ALBERTO BATTAGLIA
SÁBADO 31/3/2018



BIENVENIDO A LAS METROLETRAS


((((())))))))))))


((((())))))))))))

Índice general del bog

(colocá el puntero sobre el enlace interno del blog donde quieras entrar y hacé un click)

SEGUIR MI BLOG PUEDE RESULTARTE UNA GRAN EXPERIENCIA Y DE MUCHA UTILIDAD, PARA HACERLO HACÉ CLICK EN LA PALABRA "SEGUIR" QUE FIGURA JUSTO ARRIBA DE MI FOTO. Cuando aparezca este mensaje: "502. That’s an error" LA OPCIÓN ES QUE INGRESES con cierta regularidad NO TE VAS A ARREPENTIR

miércoles, marzo 28, 2018

FE DE ERRATAS DE NUEVAS LETRAS 24

* PÁGINA 15 (cerca del final de la página) donde se lee "Paricio López" debe leerse Patricio López *

* LISTA GENERAL DE ERRATAS *



BIENVENIDO A LAS METROLETRAS


((((())))))))))))


((((())))))))))))

Índice general del bog

(colocá el puntero sobre el enlace interno del blog donde quieras entrar y hacé un click)

SEGUIR MI BLOG PUEDE RESULTARTE UNA GRAN EXPERIENCIA Y DE MUCHA UTILIDAD, PARA HACERLO HACÉ CLICK EN LA PALABRA "SEGUIR" QUE FIGURA JUSTO ARRIBA DE MI FOTO. Cuando aparezca este mensaje: "502. That’s an error" LA OPCIÓN ES QUE INGRESES con cierta regularidad NO TE VAS A ARREPENTIR

viernes, marzo 16, 2018

NOCHE LARGA

  Debía marcharme, la tierra que me sostenía me hacía padecer, no había nada que me atara, ni familia, ni amigos, nada.
  La casa era enorme, llena de objetos, decidí entonces comenzar a vender lo que no me llevaría, que era casi todo: camas, mesas, sillas, el ropero aquel que odiaba, pero de todos modos conservaba… Poco a poco las cosas se iban mientras empacaba en las maletas algunas mudas de ropa que quería conservar y donaba el resto, que no volvería a usar, ya no las necesitaría a donde iba.
  Mis libros fueron ordenados y puestos en cajas firmes, son mi mayor tesoro y mi única compañía, no iba a dejarlos. Muchos de ellos eran obsequios, otros tantos tenían la firma de sus autores, algunos marcaron etapas de mi vida. No, no podía dejarlos.
  Había una chiquilla en el barrio, la conocí el día que entró a mi casa porque vio la puerta abierta, me pareció una falta de respeto y me dirigí a ella con el fin de reñirle por su impertinencia, pero al ver su cara extasiada al ver mis libreros, me recordó a mí en otros tiempos, cuando habiendo aprendido a leer, me llevaron  por primera vez a una biblioteca. No pude enojarme. Me detuve en seco en el marco de la puerta, la dejé curiosear hasta que me habló y me preguntó si todos esos libros eran míos. Cuando le respondí que sí, abrió los ojos como dos lunas, ahí note que brillaban, eran oscuros, profundos y llenos de curiosidad. Le dije que le podía prestar alguno, si le interesaba algún título, pero debía cuidarlo y traerlo de regreso si quería llevarse otro. Pasó los dedos por los lomos y finalmente escogió uno de mis favoritos de la infancia “Aliciaen el país de las Maravillas”. Volvió cada segundo o tercer día a dejarme el libro leído, en perfectas condiciones. No hablaba mucho, solo me hacía un par de comentarios de la última lectura, me daba sus impresiones tan simples y tan maravillosas, elegía otro texto, me sonreía y se marchaba.
  Una tarde, estando yo en cama, golpeó fuerte la puerta, no solía estar cerrada, pero ese día no había podido levantarme; con dificultad me levanté a abrirle, me vio, me tomó de la mano y me llevó al sillón, buscó en algún sitio una manta y me cubrió con ella, salió en dirección a la cocina, la escuché abrir y cerrar gavetas, hasta que apareció ante mí con un humeante taza de té y limón, endulzada en su punto justo con miel. Entonces entendí que había un lazo especial. Charlamos mientras me bebía su gentil medicina y antes de que se marchara, le dije que bajo la maceta de las hortensias, había una llave, si yo no habría la puerta, ella podía entrar y cambiar el libro, que me dejara una nota si yo no estaba y me la dejara junto a la mesa de lectura.
  Eso se repitió por años, 5, 6, no lo recuerdo, ella creció, como nuestra extraña amistad, ella era todo lo que llenaba mi vida, compré muchos libros pensando en que ella amaría leerlos y no me equivocaba.
  Cuando mi vida se convirtió en un caos, ella desapareció, no tenía relación con mis problemas el que ella desapareciera, pero coincidió. Pensé en “Los versos del capitán” que se había llevado y que ojalá esos versos la llevaran a ser feliz, esperando un día volver a verla. No le pregunté a nadie por ella, en parte porque no solía hablar con mis vecinos y por otro lado, la amistad entre un infante y un adulto no es bien vista. No quería más problemas, mi vida estaba llena de ellos y era por ellos que llega a este punto de regresar sobre mis pasos a la tierra que me vio nacer.
  Cuando mi vida se convirtió en un caos, ella desapareció, no tenía relación con mis problemas el que ella desapareciera, pero coincidió. Pensé en “Los versos del capitán” que se había llevado y que ojalá esos versos la llevaran a ser feliz, esperando un día volver a verla. No le pregunté a nadie por ella, en parte porque no solía hablar con mis vecinos y por otro lado, la amistad entre un infante y un adulto no es bien vista. No quería más problemas, mi vida estaba llena de ellos y era por ellos que llega a este punto de regresar sobre mis pasos a la tierra que me vio nacer. Guardar los libros me recodó cada visita, hubiese querido dejarle algunos libros de regalo, pero ya no estaba.
  Lentamente la casa fue quedando vacía y mis maletas y las cajas de lo que me llevaría, apiladas en un rincón. La empresa que llevaría mis cosas al norte, retiró todo, finalmente, cerré la puerta y me dirigí a la estación.
  Me acomodé en mi asiento, de mi morral saqué mis anteojos, un libro y me puse a leer, no quería entablar conversación con ningún pasajero que me tocara junto. El viaje sería largo y me incomodaba la conversación con extraños.
  Cuando nos pusimos en marcha, miré por la ventana y comencé a decirle adiós al paisaje, era hermoso, no podía  negar eso de esa ciudad que me albergó tantos años, nunca la hice mía, luché contra las estaciones mientras añoraba mi propia tierra siempre llena de sol y tan cerca del mar. El camino era largo y ambos lados podía ver árboles cubiertos de frutos por madurar, el sol filtrándose por sus ramas, el aroma embriagador. Quizá lo extrañe, pensé.
  Me dormí, no sé cuánto tiempo, quizá varias horas, las últimas semanas habían estado cargadas de emociones y el cansancio me agobiaba, no había logrado dormir hasta ese momento.
  Al abrir los ojos, estaba oscuro, en silencio. No había nadie a mi alrededor. Me puse de pie y caminé hasta la puerta del bus. Descendí despacio, no puedo negar que me invadía el miedo. Era muy extraño que el bus se detuviera, todos bajaran y yo no me diera cuenta.
  Abrí la puerta con dificultad y salí. Afuera estaba fresco, no había nadie, la tarde estaba llegando a su fin. Me senté en la arena a ver el sol perderse en el eterno horizonte, en mis años de juventud solía conducir mi automóvil un par de horas, para ver esta maravilla que es el cielo arrebolado de la pampa. Yo conocía este paisaje, este me era propio. Sal, caliche, chuzca, el desierto del norte grande. Miraba los cerros cambiar de color, hasta ese punto hermoso que pasa del rojoa un purpura oscuro que rápidamente se hace negro. La temperatura bajó, cerré mi chaqueta y me quedé ahí.  Mientras atardecía, no escuché pasar ningún auto, en el embeleso que producía el paisaje a esa hora me llevo al punto de despreocuparme del todo. Me encontraba sola, sin saber en qué lugar me había quedado, en medio de la nada, se hacía de noche y podía sentir que mi piel se erizaba recordándome, que la temperatura bajaría más aun, muy pronto. Sabía que llevaba horas sin comer y sin embargo, no tenía hambre.
  Busqué una manta en los compartimientos sobre los asientos y me cubrí con ella, no recordaba que fueran tan tibias y suaves. Quise caminar a la carretera a esperar que alguien me llevara a algún lugar al menos poblado.
  Entonces caí en cuenta que no había carretera, el bus estaba estacionado en medio de la arena y rodeado de la nada, como yo.
  Miré al cielo, las estrellas empezaban a asomarse y tras unos cerros se veía la luz de la luna. Recordaba haber leído muchos libros donde las estrellas guiaban a los viajeros, en otros de astronomía había logrado aprender a distinguir constelaciones, sabía exactamente como calcular dónde estaba el sur a través de “La cruz del sur” y en mi mente imaginativa, pensé usar esos conocimientos para buscar civilización. Mi lado consiente y lógico me detuvo ¿hacia dónde seguiría las estrellas?... y me senté en la arena… la noche sería larga.
  Subí al bus y recliné el asiento, me acomodé para dormir y esperar la mañana, pero no tenía sueño y toda esta situación tenía mis pensamientos revolucionados. Entonces decidí que era tiempo de caminar, mi yo lógico decía que no, mi instinto  decía lo contrario. Nunca seguía mi instinto, soy una persona lógica, pero también es cierto que jamás me había visto en una situación de este tipo, era tiempo de hacer las cosas de modo diferente.
  Hacia el Oeste está el mar y hacia allá caminaría. Miré al cielo, el único modo de seguir ese rumbo, es mantener siempre a mi izquierda el sur.
  La luna se asomaba hermosa, llena, radiante. Sería ella quien me acompañara, me facilitaba las cosas, iluminaría mis pasos.
  Caminaba bajo el cielo negro plagado de estrellas, resumiendo mi vida hasta entonces, contando la soledad que había elegido después del abandono, buscando la razón por qué no había conocido otros lugares o por qué había tardado tanto en hacer un cambio en mi vida.
  El cielo me recordó los ojos de la niña, trataba de recordar su nombre, pero no podía, me invadió un sentimiento de tristeza hasta que unos pasos muy cerca me sobresaltaron. Es cierto que la luna iluminaba, pero tampoco lo hacía lo suficiente. Los pasos se acercaban a mí y en mi mente imaginé como sería mi muerte y como esta quedaría impune porque estaba en medio de la nada y nadie oiría mis gritos pidiendo auxilio y..… Entonces, estaba ahí, sus ojos oscuros y esa tierna sonrisa, ella estaba ahí, Inés, recordé su nombre, no podía olvidarlo si mi abuela se llamó así y me alegré y me asusté al mismo tiempo. Tengo que estar alucinando, pero en los libros solo aludían los que han caminado bajo el sol, jamás he leído que alguien alucine bajo la luz de la luna, salvo unos guardianes de cierto libro que eran hipnotizados por ella… y así mil pensamientos hasta que ella me tomó de la mano. ¿Estás bien? Me pregunta, y le respondo con otra pregunta ¿Qué haces aquí? Resultó que vivía muy cerca, o al menos eso dijo, que le gustaba ese paisaje, que salía a caminar por las tardes para ver el atardecer y luego vagaba un poco por la noche antes de volver a casa. No la culpaba por ese extraño gusto.
  Caminó junto a mí mientras ella me guiaba, en la misma dirección que yo había escogido, estaba a salvo y muy cerca, estaría en un sitio habitado.
 Me contó de su viaje, de que no extrañaba la lluvia, que recordaba los libros leídos de mi biblioteca y que aún tenía el último que no me había regresado. No quise preguntarle por qué no me había dicho adiós, yo tengo muchas razones para no hacerlo cuando parto de algún sitio y quizá ella también tenía las suyas.
  Escuchaba atentamente como me narraba su vida estos dos últimos años ¿dos años desde que nos dejamos de ver?, si, dos largos años. De cómo había aprendido a valerse por sí misma, a dejar de tener miedo, a amar la soledad y que se sentía lista para aprender que significaba amar. Un golpe en mi estómago me recordó lo que eso había significado en mi vida y no quería volver a vivirlo, pero ella hablaba del amor con la misma emoción con que se leen cuentos románticos con finales felices, tenía una idea hermosa del cosquilleo en el vientre, de las aves en la cabeza, de lo que sería su primer beso y yo tenía el impulso de decirle que eso era efímero, que luego el cosquilleo se vuelve dolor, que los pájaros se hacen angustia y finalmente, llegaba el sufrimiento, que no valía la pena el riesgo.
  Entonces supe que la amaba, amaba a esa niña que ya no era una niña, era una mujer, me di cuenta de que había extrañado a esa niña que no tenía prejuicios, que soñaba con el futuro. La amaba de un modo extraño, como si me perteneciera y quisiera dejarla libre. No, amar no siempre debía ser doloroso, se podía amar de mil formas y yo lo había leído en tantos libros sin llegar a comprenderlos y esta noche lo estaba entendiendo todo desde la voz de una chiquilla.
  Caminamos muchas horas, lo sabía por cómo la luna avanzaba por el cielo, le pregunté cuanto faltaba para llegar a destino y me respondió que muy poco.
  Sin duda era una noche larga, eterna, pero su voz podía calmarme, me gustaba oírla y ver sus ojos oscuros, profundos, brillantes, igual al cielo sobre nuestras cabezas.  Un aroma familiar me regresó a la infancia, venia de alguna cocina, quizá muy cerca, recordé esos días en que volviendo de la escuela, mi abuela Elsa me esperaba con el almuerzo caliente, amaba los días en que sobre la mesa se posaban esos platos blancos con dibujos celestes que yo creí siempre que eran dragones, con pantrucas preparadas por ella. Ella se sentaba junto a mí a contarme historias de los lugares donde había vivido, pueblos olvidados y lejanos. Podía ver en su rostro la remembranza y luego decirme que los cambios daban miedo, pero siempre era para mejor, la extrañaba, la extrañaba tanto como a sus crisantemos blancos sobre la mesa, como a su regazo tibio enjugando mi llanto, a sus manos laboriosas… mi vida era un eterno extrañar.
  Era en la casa de Inés que hervía una olla llena de ese plato que amaba, comí con la avidez del hambriento, no me cuestioné quién la había preparado, sabían igual a las de mi abuela y lloré. Las lágrimas comenzaban a huir de mí a raudales, Inés acariciaba mi cabeza y yo dejaba salir mi llanto, no recordaba hacía cuanto había llorado de ese modo, sentía que mis entrañas se vaciaban, que quedaba vacía, si lágrimas, sin sangre, sin alma. Lloré horas hasta que salió la última lágrima y pude respirar. Afuera aún era de noche y podía ver la luna a través de la ventana. Jamás había tenido una noche con tantas horas.  Abracé a Inés, me escondí en su pecho, olía a lavanda fresca, sentí los latidos de su corazón, fuertes, joviales… Entonces la miré a los ojos y le dije que la amaba, por quien era, por recordarme quien fui, le dije que no quería dejarla, que la necesitaba.
  Me separó dulcemente de ella, sonriendo me prometió nunca abandonarme, que me amaba del mismo modo en que yo lo hacía ahora, que esperaba desde hace años que yo le amara… Entonces, me vi en ella y lo entendí.
 Un brusco movimiento y el sol en la cara me hicieron abrir los ojos, estaba en el bus, llegando a destino, a mi lado no había nadie, solo un viejo ejemplar de “Los versos del capitán”.
  Al descender del bus, unos ojos pardos se encontraron con los míos, un antiguo amigo estaba ahí, había venido a buscarme, sonrió y entonces, mil mariposas se arremolinaron en mi vientre y supe que estaba lista para amar, que el amor estaba esperándome en una estación y solo tenía que regresar.
  Una noche larga, quizá fue un sueño, pero Inés está conmigo, no deja de hablarme y decirme que me ama, no deja de infundirme valor y lo sé, la recuperé para siempre, me paro frente al espejo, la miro y le repito que jamás la dejaré ir, ella me sonríe desde esa eterna juventud que no se escapa de mis ojos desde que la traje conmigo esa larga noche bajo las estrellas.

CAROLINA GONZÁLEZ VELASQUEZ (la publicación de este texto comenzará en Nuevas Letras nº 25 REVISTA DE PAPEL Y VIRTUAL y continúará en varios números más -probablemente 2- acá podés leerlo entero)



BIENVENIDO A LAS METROLETRAS


((((())))))))))))


((((())))))))))))

Índice general del bog

(colocá el puntero sobre el enlace interno del blog donde quieras entrar y hacé un click)

SEGUIR MI BLOG PUEDE RESULTARTE UNA GRAN EXPERIENCIA Y DE MUCHA UTILIDAD, PARA HACERLO HACÉ CLICK EN LA PALABRA "SEGUIR" QUE FIGURA JUSTO ARRIBA DE MI FOTO. Cuando aparezca este mensaje: "502. That’s an error" LA OPCIÓN ES QUE INGRESES con cierta regularidad NO TE VAS A ARREPENTIR


jueves, marzo 15, 2018

EL BENEFICIO DE SER POBRE

Nota interesante

podés leerla en: 






BIENVENIDO A LAS METROLETRAS


((((())))))))))))


((((())))))))))))

Índice general del bog

(colocá el puntero sobre el enlace interno del blog donde quieras entrar y hacé un click)

SEGUIR MI BLOG PUEDE RESULTARTE UNA GRAN EXPERIENCIA Y DE MUCHA UTILIDAD, PARA HACERLO HACÉ CLICK EN LA PALABRA "SEGUIR" QUE FIGURA JUSTO ARRIBA DE MI FOTO. Cuando aparezca este mensaje: "502. That’s an error" LA OPCIÓN ES QUE INGRESES con cierta regularidad NO TE VAS A ARREPENTIR

INICIATIVA

Caroliina González Velásquez publicó 2 fotos.
10 hInstagram
Quiero destacar esta iniciativa de mi amigo Raul Gonzalez
El tiene este camión con el cual trabaja diariamente.
El también es ciclista en sus tiempos libres y ha perdido un par de amigos por conductores que no han respetado esta simple norma de la ley de tránsito, atropellandolos y dándoles muerte
Con esta acción quiere ayudar a crear conciencia a la población que maneja vehículos motorizados, y por qué no, a los que no manejan, a recordar que sobre la bicicleta va un ser humano, que se debe respetar.
GRACIAS RAUL!!! me siento orgullosa de llamarte amigo (por esto y muchas otras cosas)



BIENVENIDO A LAS METROLETRAS


((((())))))))))))


((((())))))))))))

Índice general del bog

(colocá el puntero sobre el enlace interno del blog donde quieras entrar y hacé un click)

SEGUIR MI BLOG PUEDE RESULTARTE UNA GRAN EXPERIENCIA Y DE MUCHA UTILIDAD, PARA HACERLO HACÉ CLICK EN LA PALABRA "SEGUIR" QUE FIGURA JUSTO ARRIBA DE MI FOTO. Cuando aparezca este mensaje: "502. That’s an error" LA OPCIÓN ES QUE INGRESES con cierta regularidad NO TE VAS A ARREPENTIR

Taller literario por Carlos Penelas

Taller literario
por Carlos Penelas

En abril Carlos Penelas comienza en nuestra Biblioteca, Austria 2154, el Taller Literario 2018. Puede cursarse todos los jueves, de 20 a 21:30 horas. Para inscribirse, llame al 4802-8211 o escriba a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar. Los cupos son limitados, y los socios de la Biblioteca cuentan con aranceles especiales.

Carlos Penelas ha publicado más de treinta libros de poesía y veinte de prosa, en una extensa carrera que ya lleva más de cuarenta años desde la aparición de su primer poemario, y sigue vigente con un nuevo libro, El mar en un espejo de otoño, de próxima publicación. Aquí, algunos de los lineamientos que seguirá el Taller, y una breve síntesis biográfica de Penelas.

Propósito
Brindar una visión global de la poesía y la narrativa haciendo una referencia a géneros, autores (nacionales y extranjeros), las raíces, relaciones que se establecen en una literatura comparada y su vinculación con las demás artes.

El taller está pensado para que se obtenga una visión desde la breve historia de la Estética, el análisis de la lectura, el estudio de recursos expresivos, tanto en poesía como en narrativa e introducir al alumno en un ámbito de reflexión.

Objetivos
Conocer elementos prácticos en el análisis literario, claves en el hecho literario, el proceso de creación y de escritura. El participante podrá obtener una mayor formación en la redacción de textos poéticos, narrativos, etc.

El misterio de la creación -autor y lector- irá develando una forma de bucear el alma humana. El taller se enriquecerá a partir de propuestas y lecturas paralelas, no sólo en el campo literario, si no también en una visión social.

Se trata de indagar caminos hacia la convergencia de pensamiento y la literatura. Se recorrerán senderos con una idea de la crítica textual que comprenda una diversidad de actitudes dentro del corpus clásico y contemporáneo.

Ejes temáticos
La sensibilidad creadora - El acto literario, la educación de la sensibilidad - El poder de la escritura - Las raíces en la creación - El intelectual y su medio - La estética y la ética en el proceso creador. Ejemplos en cine, en música, en pintura.

Alumnos publicados
Los talleristas que cursaron en 20102011 y 2013 fueron convocados por la Editorial Dunken para publicar en las ediciones respectivas de El libro de los talleres.
Más información

Informes e inscripción

Personalmente, en Austria 2154, de lunes a viernes de 16 a 20 horas. Por teléfono, en los mismos horarios llamando al 4802-8211. Por correo electrónico a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar.

El grupo es reducido, y se aplican descuentos para socios de la Biblioteca y quienes se inscriban a más de un taller. 
Sobre Carlos Penelas
Cursó estudios en la Escuela Normal de Profesores Mariano Acosta, donde siguió el profesorado en Letras. En la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Buenos Aires cursó Historia del Arte y Literatura. Como estudiante obtuvo en 1968 el Primer Premio de Poesía y Primer Premio de Ensayo en la Escuela Normal de Profesores. Su obra ha obtenido a lo largo de los años el reconocimiento de numerosos autores y prestigiosos críticos.

En 1977 obtuvo el premio "Arturo Marasso" otorgado por el Mariano Acosta; en 1981 logra la Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE); en 1986 el premio "Accésit" otorgado por la XII Exposición Feria Internacional de Buenos Aires "El libro (del autor al lector)" por la mejor cobertura como cronista de Radio Nacional; en 1988 el premio a la Mejor Cobertura como cronista de Radio Nacional otorgado por la XIV Feria Internacional del Libro; en 1988 el Primer Premio de Poesía "Alfonsina Storni" otorgado por Gente de Letras; en 1992 la Mención Especial de Poesía en el Concurso Latinoamericano "Carlos Sábat Ercasty", Montevideo, Uruguay.

Coordina talleres literarios desde 1984, cuando fue Director de los dictados en la SADE. Actualmente mantiene un taller particular en su domicilio.

Fue crítico literario desde 1983 hasta 1989 de LS1 Radio Municipal y LRA Radio Nacional, donde condujo distintos programas culturales. Colaboró durante años con el suplemento literario del diario La Prensa, y fue columnista de medios gráficos del país y el exterior.

Dictó conferencias en la Universidad de La Coruña, Cátedra de Literatura Latinoamericana y la Universidad Autónoma de Madrid. La Fundación Internacional Jorge Luis Borges lo hizo participar entre los diez poetas vivientes más importantes. En los últimos años ha realizado extensas giras de conferencias por Europa, Sudamérica y el interior del país.

Más información en http://www.carlospenelas.com/



BIENVENIDO A LAS METROLETRAS


((((())))))))))))


((((())))))))))))

Índice general del bog

(colocá el puntero sobre el enlace interno del blog donde quieras entrar y hacé un click)

SEGUIR MI BLOG PUEDE RESULTARTE UNA GRAN EXPERIENCIA Y DE MUCHA UTILIDAD, PARA HACERLO HACÉ CLICK EN LA PALABRA "SEGUIR" QUE FIGURA JUSTO ARRIBA DE MI FOTO. Cuando aparezca este mensaje: "502. That’s an error" LA OPCIÓN ES QUE INGRESES con cierta regularidad NO TE VAS A ARREPENTIR


ACTIVIDADES GRATUITAS A VIVA VOZ 19 DE MARZO

Agendá y compartí
LUNES 19 DE MARZO 19:30HS ACTIVIDAD ABIERTA Y GRATUITA
CLICK AQUI PARA INSCRIBIRTE https://goo.gl/forms/KC1yvjayT6D1Aog82
O COMUNICATE AL 1531698787

INSCRIPCIONES 2018 ULTIMAS VACANTES INICIO MARZO



BIENVENIDO A LAS METROLETRAS


((((())))))))))))


((((())))))))))))

Índice general del bog

(colocá el puntero sobre el enlace interno del blog donde quieras entrar y hacé un click)

SEGUIR MI BLOG PUEDE RESULTARTE UNA GRAN EXPERIENCIA Y DE MUCHA UTILIDAD, PARA HACERLO HACÉ CLICK EN LA PALABRA "SEGUIR" QUE FIGURA JUSTO ARRIBA DE MI FOTO. Cuando aparezca este mensaje: "502. That’s an error" LA OPCIÓN ES QUE INGRESES con cierta regularidad NO TE VAS A ARREPENTIR





sábado, marzo 03, 2018

CENTÍMETROS DEL OLVIDO

Baja por las ventanas
el silencio,
se escurren las palabras
y se pierden muy lejos.
Se alimentan mis manos
del vacío que tengo,
la mañana
se llena de recuerdos.
Todo rincón
se puebla de los días
que no fueron.
El espejo
repentina el otoño
y en mis ojos
sobra el alma del viento.
Cada centímetro de tu olvido
acumula milagros
muertos.
LUIS ALBERTO BATTAGLIA
sábado 3 / 3 / 2018



BIENVENIDO A LAS METROLETRAS


((((())))))))))))


((((())))))))))))

Índice general del bog

(colocá el puntero sobre el enlace interno del blog donde quieras entrar y hacé un click)

SEGUIR MI BLOG PUEDE RESULTARTE UNA GRAN EXPERIENCIA Y DE MUCHA UTILIDAD, PARA HACERLO HACÉ CLICK EN LA PALABRA "SEGUIR" QUE FIGURA JUSTO ARRIBA DE MI FOTO. Cuando aparezca este mensaje: "502. That’s an error" LA OPCIÓN ES QUE INGRESES con cierta regularidad NO TE VAS A ARREPENTIR


MEJOR NO

No me expliquen la pena,
la injusticia,
los pobres y los tristes;
explíquenme la trampa que persiste
para que todo sea,
los revolucionarios de cartón,
los brujos de la acera
que cambian de partidos y de ideas
para seguir luchando
sus luchas no sinceras.
No me expliquen del Fondo Monetario,
los gorilas, los buitres, la derecha.
Cuéntense las costillas,
vean si falta alguna
y el corazón
tal vez no lo posean.
LUIS ALBERTO BATTAGLIA
sábado 3 /3 / 2018




BIENVENIDO A LAS METROLETRAS


((((())))))))))))


((((())))))))))))

Índice general del bog

(colocá el puntero sobre el enlace interno del blog donde quieras entrar y hacé un click)

SEGUIR MI BLOG PUEDE RESULTARTE UNA GRAN EXPERIENCIA Y DE MUCHA UTILIDAD, PARA HACERLO HACÉ CLICK EN LA PALABRA "SEGUIR" QUE FIGURA JUSTO ARRIBA DE MI FOTO. Cuando aparezca este mensaje: "502. That’s an error" LA OPCIÓN ES QUE INGRESES con cierta regularidad NO TE VAS A ARREPENTIR