domingo, mayo 31, 2020

EN MIS LETRAS Rosa Negri Grupo Paginantes en Facebook Nº 138

EN MIS LETRAS Rosa Negri Grupo Paginantes en Facebook Nº 138

Buscando entre mis escritos puedo trazar una línea de tiempo.
Allí está plasmado claramente el antes y después de una mujer.
Primero, sencillas declaraciones de un amor sincero, puro y bonito.

Un poco más allá, voy desbordando toda la pasión reprimida en mi ser, dejándola allí , en cada letra.
Allí estoy yo, en cada escrito, declarándome libre y presa, contradicción que identifica mi existencia.
No dejo de creer, ni de soñar.
Creo en la esencia de las personas, en el alma.
Creo en las secretas intenciones de una frase escrita y creo en lo profundo de una mirada.
Creo que el amor mueve al universo, como la más poderosa fuerza.
Creo que hay amores secretos que son más grandes que los que se muestran a voces.
Creo en la belleza. No solo la que vemos, sino aquella imposible de apreciar con los ojos.
Sueño con lo que deseo, y aunque se que son solo sueños, por ellos vivo.
Soy mujer, me acepto y me amo.
En mi alma, guardo todo lo bello, sin espacio para rencores ni odios de ninguna clase.
En mi corazón, todo lo que amo. Sin espacio para dolor por pasadas decepciones.
En todo mi ser, guardo como mi mayor tesoro, lo que expreso en cada escrito. Mi esencia de mujer, toda mi pasión, así como guarda una rosa en cada pétalo un poco de su perfume...

Mujer.




PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Podés retirar Nuevas Letras gratis, también números historicos agotados hace décadas EN EL KIOSCO de Av. Las Heras 2126 CABA abierto todos los días de 5 a 13 https://moovitapp.com/index/es-419/transporte_p%C3%BAblico-Las_Heras_2126-Buenos_Aires-site_133232581-1602 PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Estoy  representando  escritores  *  Te  consigo  la  posibilidad  de  publicar  en  las editoriales  más  grandes  del  país  *  Me  ocupo  de  todo  *  Te  difundo  mundialmente  en  papel  y  en  modo  virtual  con  Nuevas  Letras  y  Paginantes  *  Si  hace  falta  corregir  las  obras  yo  me  ocupo  NADIE  VA  A  TOCAR  UNA  COMA  SI  YO  ESTOY  EN  EL   PROCESO   (11 5459-4902 WhatsApp / luisbatt@interserver.com.ar)  *  Mediante  mi  taller  literario  te  ayudo  a  crecer  en  las  letras  *  Si  querés  dar  taller  literario  te  enseño  y  te  consigo  los  alumnos  *   Alguna   vez   soñaste  que  alguien  te  abriera  las  puertas  de  la  literatura?  TU  SUEÑO  SE  CUMPLIÓ.   ACÁ  ESTOY

PALABRAS HERIDAS Luis Alberto Battaglia 31/5/2020

PALABRAS HERIDAS Luis Alberto Battaglia 31/5/2020

Cuatro palabras hoy perdidas en la nieve,
muertas palomas, corazones en desgracia,
ya no podrán jamás volver a los caminos
donde los sueños cantan. Suplicaron solas
pero fue en vano, no valieron esperanzas
ni la ternura les tendió su mano leve.
Cada final de mes habrá una herida grave,
pero en silencio, sin gestos ampulosos,
recorriendo las sombras alargadas
sobre el último grito del reposo.
Cuatro heridas de muerte, cuatro heridas
de vida.
Palomas bajo un cielo que no sabe
el estallido de dolor, palabras
exiliadas de adiós en las pisadas.
Cuatro universos se han desvanecido,
sin consuelo, sin paz y si olvido,
para emprender la nada
con el silencio ardiendo en la mirada;
como un sueño vencido.

http://paginantes.blogspot.com/2020/05/palabras-heridas-luis-alberto-battaglia.html

PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Podés retirar Nuevas Letras gratis, también números historicos agotados hace décadas EN EL KIOSCO de Av. Las Heras 2126 CABA abierto todos los días de 5 a 13 https://moovitapp.com/index/es-419/transporte_p%C3%BAblico-Las_Heras_2126-Buenos_Aires-site_133232581-1602 PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Estoy representando escritores * Te  consigo la posibilidad de publicar en las editoriales más grandes del país * Me ocupo de todo * Te difundo mundialmente en papel y en modo virtual con Nuevas Letras y Paginantes * Si hace  falta corregir las obras yo me ocupo NADIE VA A TOCAR UNA COMA SI YO ESTOY EN  EL PROCESO * Mediante  mi  taller  literario  te  ayudo  a  crecer  en  las  letras  *  Si  querés  dar  taller  literario  te  enseño  y  te  consigo  los  alumnos  *   Alguna   vez   soñaste  que   alguien   te   abriera   las   puertas   de   la   literatura?   TU   SUEÑO   SE   CUMPLIÓ.   ACÁ   ESTOY
11    5459-4902    WhatsApp    /    dirección    de    mail    luisbatt@interserver.com.ar

VIRTUALIZO EL MOMENTO Rosario Morales Vargas Grupo Paginantes en Facebook Nº 137

VIRTUALIZO EL MOMENTO Rosario Morales Vargas Grupo Paginantes en Facebook Nº  137


Buen día a to@s

Virtualizo el momento
Echo a andar la mañana
Fuera de pandemias
Lo visualizo todo.
El mundo es bello
Dejando al olvido
Lo que nos hace crucificar.
Y en ese abrir y cerrar de ojos
la noche se convierte en azul
Designando código universal.
Estamos ahí…
En la estrella que alumbra los ojos
En el motivo que hace feliz
Estamos llenos de todo y de nada
…Somos cáliz de salvación
Viéndonos vaciar.
Rosario Morales Vargaando

PP  23  3  137





PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Podés retirar Nuevas Letras gratis, también números historicos agotados hace décadas EN EL KIOSCO de Av. Las Heras 2126 CABA abierto todos los días de 5 a 13 https://moovitapp.com/index/es-419/transporte_p%C3%BAblico-Las_Heras_2126-Buenos_Aires-site_133232581-1602 PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Estoy  representando  escritores  *  Te  consigo  la  posibilidad  de  publicar  en  las editoriales  más  grandes  del  país  *  Me  ocupo  de  todo  *  Te  difundo  mundialmente  en  papel  y  en  modo  virtual  con  Nuevas  Letras  y  Paginantes  *  Si  hace  falta  corregir  las  obras  yo  me  ocupo  NADIE  VA  A  TOCAR  UNA  COMA  SI  YO  ESTOY  EN  EL   PROCESO   (11 5459-4902 WhatsApp / luisbatt@interserver.com.ar)  *  Mediante  mi  taller  literario  te  ayudo  a  crecer  en  las  letras  *  Si  querés  dar  taller  literario  te  enseño  y  te  consigo  los  alumnos  *   Alguna   vez   soñaste  que  alguien  te  abriera  las  puertas  de  la  literatura?  TU  SUEÑO  SE  CUMPLIÓ.   ACÁ  ESTOY

PROXIMAMENTE



viernes, mayo 29, 2020

PASANDO LETRAS

RADIO ASAMBLEA Al Filo de la Medianoche 1/6/2020
TE CUENTO UNA HISTORIA NOTA 73
PASANDO LETRAS
  Hola radioescuchas, tan cercanos a mi alma, atravesando la cuarentena, mis notas y ustedes volvieron a juntarse. A ustedes, mis amigos, que fueron lectores, público de mis encuentros literarios y mis lecturas como invitado, miembros de mis grupos de Internet, y radioescuchas. Hoy les traigo algo de lo que recolecté en mi vida, en ese ir y venir por las letras. En esta nota que llamé, precisamente, “pasando letras”
  Vivir, amigos, es, a mi forma de ver, haber dejado alguna huella, algo que un día, cumplido nuestro tiempo, alguien pueda apreciar, sentir, pensar, amar. Hoy les traigo a un cómplice en estas andanzas, alguien que, como dice la escritora Ximena Rivas, vivió conmigo en la guarida de poetas. Arturo arcángel, hermano poeta, mi homenaje, mi abrazo, mi amistad.
  Arturo Arcángel, hermano poeta. Hoy que hago las cuentas de mi vida y todas me dan por debajo de cero. Hoy que tengo entre mis manos El Sumo Zumo, y Nuevas Letras, y Rayos Del Sur, y algo en mi loco corazón me grita "hicimos historia". Amigo mío, hoy que miro la vida para atrás y lo que le daba espacios tibios a mi alma está muerto o está tan lejos... que es como si nunca hubiera existido. Hoy, sin embargo, escucho tus envíos y algo despacito me susurra al oído "hay mañana”.
  Gracias amigo mío, amigo que conozco del tiempo de las cartas, de aquellos mi 22 años en los que vos liderabas, aún sin saberlo, una generación de poetas y escritores de las revistas subterráneas, cuando en mi país estaba prohibido casi todo y el resto estaba por prohibirse.
  Gracias, por tus palabras. Arturo, gracias por tu poesía, gracias por tu magia. Porque si quienes caminan son caminantes, si quienes recorren los ríos y los mares son navegantes, si quienes viajan por las páginas son Paginantes ¿Por qué quienes transcurren por la magia no habrían de ser maginantes?
  Maginante Arturo, escucho tus envíos y al hacerlo, tengo la bella certeza de estar escuchando un clásico; como los que un día escucharon a Chopin, a Beethoven, o vieron nacer a los Beatles o a Joan Manuel Serrat.
  Arturo y amigos todos, este texto va a formar parte de una nota para la radio y aprovecho para decirles que tengo estos mágicos envíos de este genio de la generación suberránea y quiero compartirlos con todos aquellos que por unos minutos quieran o necesiten, vivir en la magia.
  Respuesta de Arturo Arcángel: Sin palabras. La poesía sea siempre con nosotros. ¡Qué emoción me ha prodigado tu escrito!
  Un abrazo para todos.
  Desde el alma.
  Luis Alberto Battaglia
  28 de mayo de 2020
  WhasApp 54911 54594902
  O desde Argentina 11 54594902


ENVÍO ESPECIAL

PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Podés retirar Nuevas Letras gratis, también números historicos agotados hace décadas EN EL KIOSCO de Av. Las Heras 2126 CABA abierto todos los días de 5 a 13 https://moovitapp.com/index/es-419/transporte_p%C3%BAblico-Las_Heras_2126-Buenos_Aires-site_133232581-1602 PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Estoy representando escritores * Te  consigo la posibilidad de publicar en las editoriales más grandes del país * Me ocupo de todo * Te difundo mundialmente en papel y en modo virtual con Nuevas Letras y Paginantes * Si hace  falta corregir las obras yo me ocupo NADIE VA A TOCAR UNA COMA SI YO ESTOY EN  EL PROCESO * Mediante  mi  taller  literario  te  ayudo  a  crecer  en  las  letras  *  Si  querés  dar  taller  literario  te  enseño  y  te  consigo  los  alumnos  *   Alguna   vez   soñaste  que   alguien   te   abriera   las   puertas   de   la   literatura?   TU   SUEÑO   SE   CUMPLIÓ.   ACÁ   ESTOY
11    5459-4902    WhatsApp    /    dirección    de    mail    luisbatt@interserver.com.ar


jueves, mayo 28, 2020

TIC-TOC Marcelo Pérez Grupo Paginantes en Facebook Nº 136

TIC-TOC Marcelo Pérez Grupo Paginantes en Facebook Nº 136

TIC-TOC
(Cuento) por Marcelo Pérez

Quién podría olvidar a René? Sus tres amigos seguro que no. Ahí estaban José, Ernesto y Arturo, sonriendo desde el papel de la foto, en el retrato que estaba sobre el mueble. Era martes y René se encontraba disfrutando una tarde de té. Afuera, sobre la avenida caían las primeras gotas de lluvia que prometía durar hasta bien entrada la noche. Sobre la mesa del living el vapor que despedía la tetera de porcelana formaba delicados arabescos perdiéndose en la calidez del ambiente. Acomodado en su sillón, René meditaba acerca de su pasado y su presente. Recordaba cuando era chico y la tarde que lo habían llevado a visitar, con mamá y papá, el museo de ciencias naturales, y cómo le había impresionado ver las vitrinas donde estaban pinchados un montón de insectos raros, y cada uno de ellos tenía un cartelito anunciando cómo se llamaban. Y desde ese día René guardó para sí una comparación entre las personas y los insectos. Mamá, por ejemplo, era una abeja: trabajadora, yendo de aquí para allá; papá, en cambio, era como una araña, atrapando cada oportunidad que se le presentaba en la vida y tomando buen partido de cada una a su entero favor. En papá siempre primaba, ante todo, su persona; luego, si le quedaba tiempo, se encargaba de los demás. Por ese motivo René, en la práctica, se crió a su albedrío, buscando datos en las enciclopedias para interiorizarse por su cuenta de cómo eran las cosas. Cuando papá murió René, a los treinta años, tuvo que hacerse cargo de la fábrica de aceites porque mamá estaba postrada en su sillón de mimbre y no entendía o no quería entender del manejo del negocio. René se despedía de ella con una caricia en su cabeza, cada vez que dejaba el hogar para ir a la fábrica. Y cuando mamá murió René ya era dueño de todo: un automóvil, la fábrica y la casa paterna. Fue cuando René comenzó a leer la página de avisos fúnebres del diario del domingo, una sección que, cuando era adolescente, nunca imaginó que se pusiese a leerla al llegar a los setenta años; y fue ahí que entendió por qué papá siempre la leía, decía que a veces encontraba algún amigo que se había muerto y que él no se había enterado. Así fue cómo papá fue quedándose sin amigos, sin que él lo supiera. Por eso siempre era bueno enterarse por el diario de las cosas. De esta manera René supo que a José, uno de sus amigos, le estaba yendo muy mal con su fábrica de neumáticos, porque leyó una solicitada publicada donde José anunciaba que estaba próximo a cerrar su fábrica, llamando a concurso de acreedores. René pensó que sería una muy buena ocasión para ir a visitarlo. Entre sollozos José le confesó que las ventas eran escasas y ya no podía sostener la fábrica. René lo escuchaba atentamente mientras sus ojos ejercían un extraño ping pong: iban y venían atrapados en sus órbitas en un movimiento apenas perceptible, pero que siempre sucedía cuando escuchaba que a alguien le iba mal en sus negocios. Era como un tic, una pequeña vibración de placer causaba en René enterarse de las desgracias ajenas. O sea que ese ir y venir nervioso de sus ojos podría sintetizarse como un “tic-toc”. Y mientras José le hablaba René debía sujetar con una mano sus ojos y con la otra embozar sus labios para que no se notara su contracción, formando una sonrisa para nada ficticia. José mencionaba algo con respecto a un préstamo que estaba solicitando a un banco, y que esperaba que eso lo ayudara, aunque más no fuera, a pagar algunos sueldos atrasados. René puso una mano sobre el hombro de su amigo augurándole que las cosas se irían a solucionar. Le dijo que pensaba hacer una cena el sábado, para todos sus amigos, en su casa, que la pasarían muy bien y que por favor viniera. Dejó a su amigo murmurando sus penas y mientras se alejaba notó que sus ojos recobraban la normalidad. Qué pena lo de José!. Si tan sólo René pudiera sentir algo al respecto, mas su satisfacción se vio colmada al conocer de cerca la terrible realidad que ensombrecía la vida de su amigo. Llegó a su fábrica de aceites y no quiso hablar con nadie. Fue a su oficina, se sirvió una buena copa de cognac francés, brindando por su fábrica, sus empleados y su buena fortuna en los negocios. Y a José le iba mal! Recordando eso sus ojos volvieron a moverse vertiginosos: “tic-toc”, “tic-toc”. Se sentó en su sillón de pana, tomando su cabeza entre sus manos y riendo, riendo. Y si José le pidiese prestado algo de dinero, cuando lo viera en la cena? No, no podría ser. Le diría que tenía todo embargado, que no podía tocar nada. Además, René estaba seguro que el banco no le otorgaría el préstamo, al ver la paupérrima condición en que se encontraba. No contaría con las garantías suficientes. Volvió a reír, sirviéndose otra copa de cognac. Cuando el vaivén de sus ojos se calmó recordó a su otro amigo, Ernesto, y en qué andaría. Sabía que tenía una fábrica de chocolates. Hacía tiempo que no tenía noticias de él. Buscó en su agenda y encontró un teléfono y una dirección. Creyó conveniente hacerle una visita sorpresa, seguro que Ernesto se pondría contento. Sin embargo las cosas fueron distintas, porque cuando René llegó al lugar se encontró con un gran cartel de remate en el frente de la fábrica. Ernesto explicó que las ventas habían caído y tuvo que despedir a todos sus empleados por lo que se vio en la obligación de deshacerse de todas las instalaciones. René escuchaba hablar a su amigo y enseguida comenzó a sentir vibrar sus ojos. A Ernesto le estaba yendo mal! Interiormente René sintió asomarse un regocijo. El tic-toc de sus ojos, iniciando el ping pong del éxtasis, había comenzado. En un momento René debió taparse la boca con una mano porque estaba asomando una sonrisa en respuesta de escuchar las malas noticias que su amigo le contaba. Y no hubiese sido bueno que Ernesto notara el estado de felicidad que florecía en René. Se despidió de su amigo palmeando su hombro, confortándolo, diciéndole que las cosas se irían a arreglar y todo iría a salir bien, que no se preocupara. Además, le habló de la cena de reencuentro que quería hacer en su casa, con sus amigos, el sábado, y le pidió que no faltara. René regresó a su fábrica lo más rápido que pudo, a sentarse en el sillón de pana de su oficina a brindar con su cognac predilecto, enorgulleciéndose de su buena ventura: las ventas estaban yendo muy bien, todo el mundo necesitaba consumir su aceite. Y fue cuando se acordó de Arturo. Arturo era dueño de una empresa de autos de alquiler. Había visto una publicidad en una revista, hacía poco, por lo que supuso que sus negocios irían viento a favor. René apenas pudo esperar al otro día para hacerle una visita. A la mañana siguiente, una mañana espléndida, de esas en las cuales el sol convidaba a pasear y divertirse, René la aprovechó para llegar a donde Arturo tenía su local de alquiler de autos. En sus buenos tiempos, según René pudo escuchar de boca de su amigo, solía tener una flota de quince automóviles trabajando diariamente; pero ahora tuvo que reducirse y contar sólo con dos autos, absolutamente parados porque ya no era negocio rentable. René escuchaba todo mientras sus ojos iniciaban su loca coreografía dentro de sus órbitas. Qué placer escuchar lo mal que le iba a Arturo!. El tic-toc de los ojos así lo comprobaba. Ante la caída de la primera lágrima rodando por la mejilla de Arturo mientras contaba su depresión, los labios de René comenzaron a estirarse en una sonrisa de placer, debiendo ser cubiertos por sus manos. De todas maneras y, para que no se notara, René palmeó el hombro de su amigo brindándole valor ante las vicisitudes que le presentaba la vida y le pidió que no faltara a la cena de camaradería que daría en su casa. René se despidió de Arturo y recién en la calle pudo soltar su risotada, necesitando usar el pañuelo para secar sus lágrimas de alegría. En su oficina, sentado en su sillón de pana, provisto de una buena ración de cognac, evocó la figura de su padre tratando de recordar si él también hubiera sentido o actuado lo mismo al enterarse de la mala fortuna de algún amigo. Creyó que si, porque no recordaba haber visto a su padre reunido con sus amistades, alguna vez. Pero él, como hijo único, era distinto, porque él sí se preocupaba por sus amigos. De hecho, la prueba estaba en que los había invitado a cenar en su casa y ya vería cómo ayudarlos, aunque más no fuera, espiritualmente. Cuando llegó el sábado a la noche René ya tenía todo preparado: la mesa servida con cubiertos de plata; una botella de excelente vino en el centro; platos de loza inglesa; servilletas de tela de París recién traídas; copas de cristal de Murano y un pato asado con papas que él mismo había cocinado para agasajar. Qué más podía pedir René? Y ofrecer? Fue al baño y se miró en el espejo, buscando alguna maniobra facial para evitar el ping pong de sus ojos cuando estuviere hablando con sus amigos. Y debería tener especial cuidado con su sonrisa, que lo delataría de una manera vil. El timbre sonó, en la puerta se recortaron las figuras de sus tres amigos, habiéndose puesto de acuerdo para llegar juntos. René los hizo pasar pletórico de alegría, tal vez preso de un estado de desesperación y ansiedad por llegar el momento en que estuviesen todos distendidos, sentados a la mesa, y volver a escuchar de boca de cada uno sus tristes historias. Entre los tres habían traído una botella de caro cognac, sabiendo que René era un exquisito diletante de esa bebida. Saboreando todos los primeros bocados del pato, René volvió a preguntar a cada uno a la vez por la situación económica en la cual se encontraban. José y Ernesto secaron sus lágrimas recordando sus particulares casos, los que habían momentáneamente olvidado durante el transcurso de una conversación acerca de trivialidades. René no pudo contener su sonrisa, quedando mirando al techo, simulando que le había caído una cascarita de pintura. Sus ojos comenzaron a temblar para luego iniciar el tic-toc. Se cubrió con la palma de la mano la vista y les habló así durante largos minutos, en espera de que culminara el fenómeno. Qué placer escuchar de nuevo esas tristes historias!. Y él, que estaba a salvo, disfrutando los buenos dividendos que provocaban las ventas de su fábrica!. Y Arturo que había tenido que reducir su flota de autos!. René ya tenía demasiado con todo esto, estaba seguro que, por un tiempo, no los volvería a visitar. Para despedirlos con todo placer, reafirmando la amistad entre todos, abrió la botella de cognac que le trajeron y preparó café. René sirvió la espirituosa bebida en una copita, reservándose para sí ser el primero en probarla. Una copita no bastó, sacó una copa más grande, sirviéndose hasta la mitad, pidiendo a sus amigos que aguardaran hasta que él lo degustara. René se sentó teniendo la copa casi vacía ya. Veía a sus amigos que, a su vez, lo contemplaban en silencio, notando que la luz se iba apagando de a poco hasta desaparecer por completo. René intentó decir o gritar algo, pero de su boca no salieron palabras. No podía moverse, sus músculos se habían atrofiado. En instantes la piel de René quedó seca como un cuero tendido al sol. Qué le habían puesto en el cognac? René nunca lo supo. Quién podría olvidar a René? Sus tres amigos seguro que no. Ahí estaban José, Ernesto y Arturo, ofrendando con sus miradas un postrer saludo. Tic-toc, tic-toc…

Marcelo Pérez
11/Mayo/2020

PP  23  3  136



PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Podés retirar Nuevas Letras gratis, también números historicos agotados hace décadas EN EL KIOSCO de Av. Las Heras 2126 CABA abierto todos los días de 5 a 13 https://moovitapp.com/index/es-419/transporte_p%C3%BAblico-Las_Heras_2126-Buenos_Aires-site_133232581-1602 PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Estoy  representando  escritores  *  Te  consigo  la  posibilidad  de  publicar  en  las editoriales  más  grandes  del  país  *  Me  ocupo  de  todo  *  Te  difundo  mundialmente  en  papel  y  en  modo  virtual  con  Nuevas  Letras  y  Paginantes  *  Si  hace  falta  corregir  las  obras  yo  me  ocupo  NADIE  VA  A  TOCAR  UNA  COMA  SI  YO  ESTOY  EN  EL   PROCESO   (11 5459-4902 WhatsApp / luisbatt@interserver.com.ar)  *  Mediante  mi  taller  literario  te  ayudo  a  crecer  en  las  letras  *  Si  querés  dar  taller  literario  te  enseño  y  te  consigo  los  alumnos  *   Alguna   vez   soñaste  que  alguien  te  abriera  las  puertas  de  la  literatura?  TU  SUEÑO  SE  CUMPLIÓ.   ACÁ  ESTOY


SOÑÉ QUE LLOVÍA Rosa Negri Grupo Paginantes en Faceboook Nº 135

Soñé que llovía. 
El aire empujaba las gotas de agua por la ventana y caían sobre tu torso desnudo. En la oscuridad de la habitación, parecían pequeños diamantes incrustados en tu piel. Me quedaba así, mirando tu espalda un rato...
Mirándote con ternura y deseo, dormido, mío...
Te amo, mi pecho se llena cuando te sueño así.
La lluvia evoca mis más encendidos pensamientos, esos que me provoca tu hombría, esas ganas de descubrirme a mi misma en ti.
Eres la representación de ese sueño, la viva imagen de mis ansias. Imaginar tu espalda mojada hace inevitable que te busque, pensar en tu boca en mis pechos, me enloquece. 
Se hace inútil la noche cuando no te encuentro en ella. Prefiero despertar cansada, recordar cada instante que estuve en tus brazos. 
Al amanecer, desnudo mi cuerpo para escribirte y que queden perpetuadas en mis letras las locuras que imagino para ti y para mí, para los dos. Parte y contraparte de un mismo sueño.
Soñé que llovía, en mi cuerpo, dentro de mi, llovías tú también.
PP  23  3  135



PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Podés retirar Nuevas Letras gratis, también números historicos agotados hace décadas EN EL KIOSCO de Av. Las Heras 2126 CABA abierto todos los días de 5 a 13 https://moovitapp.com/index/es-419/transporte_p%C3%BAblico-Las_Heras_2126-Buenos_Aires-site_133232581-1602 PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Estoy  representando  escritores  *  Te  consigo  la  posibilidad  de  publicar  en  las editoriales  más  grandes  del  país  *  Me  ocupo  de  todo  *  Te  difundo  mundialmente  en  papel  y  en  modo  virtual  con  Nuevas  Letras  y  Paginantes  *  Si  hace  falta  corregir  las  obras  yo  me  ocupo  NADIE  VA  A  TOCAR  UNA  COMA  SI  YO  ESTOY  EN  EL   PROCESO   (11 5459-4902 WhatsApp / luisbatt@interserver.com.ar)  *  Mediante  mi  taller  literario  te  ayudo  a  crecer  en  las  letras  *  Si  querés  dar  taller  literario  te  enseño  y  te  consigo  los  alumnos  *   Alguna   vez   soñaste  que  alguien  te  abriera  las  puertas  de  la  literatura?  TU  SUEÑO  SE  CUMPLIÓ.   ACÁ  ESTOY







miércoles, mayo 27, 2020

TEATRO COLÓN... Y LOS RECUERDOS

TEATRO COLÓN... Y LOS RECUERDOS

¿Te acordás mamá?

era una ceremonia ir al teatro Colón,

nos sumergíamos en sus alfombras,

en las pinturas de la cúpula.

"Mañana hay concierto", decías,

y se activaba una oleada de emociones,

de alegría.

Cuánto quisiera hoy, mamá,

hoy que te fuiste para siempre,

escuchar ese tono al decirme

"hay concierto

buscá las entradas".

Seguirá el teatro Colón

albergando milagros,

ese que fue el país,

ese que fuimos.

¿Te acordás?

Para nosotros pasó el tiempo,

y no hay acomodadores que me lleven

a tu mirada

por las escaleras del teatro

o esperando el ascensor.

Para nosotros el Colón, mamá,

yo no abrirá sus puertas,

será como Nuevas Letras,

tu Nuevas Letras,

como la esperanza, como la juventud.

¿Te acordás mama?

Y en este desconcierto ¿sabés?

se me ha pedido el alma.

Luis Alberto Battaglia 26/5/2020






PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Podés retirar Nuevas Letras gratis, también números historicos agotados hace décadas EN EL KIOSCO de Av. Las Heras 2126 CABA abierto todos los días de 5 a 13 https://moovitapp.com/index/es-419/transporte_p%C3%BAblico-Las_Heras_2126-Buenos_Aires-site_133232581-1602 PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Estoy  representando  escritores  *  Te  consigo  la  posibilidad  de  publicar  en  las editoriales  más  grandes  del  país  *  Me  ocupo  de  todo  *  Te  difundo  mundialmente  en  papel  y  en  modo  virtual  con  Nuevas  Letras  y  Paginantes  *  Si  hace  falta  corregir  las  obras  yo  me  ocupo  NADIE  VA  A  TOCAR  UNA  COMA  SI  YO  ESTOY  EN  EL   PROCESO   (11 5459-4902 WhatsApp / luisbatt@interserver.com.ar)  *  Mediante  mi  taller  literario  te  ayudo  a  crecer  en  las  letras  *  Si  querés  dar  taller  literario  te  enseño  y  te  consigo  los  alumnos  *   Alguna   vez   soñaste  que  alguien  te  abriera  las  puertas  de  la  literatura?  TU  SUEÑO  SE  CUMPLIÓ.   ACÁ  ESTOY


SIN IDENTIDAD Litterio Pontoriero Grupo Paginantes en Facebook Nº 134

SIN IDENTIDAD Litterio Pontoriero Grupo Paginantes en Facebook Nº 134

SIN IDENTIDAD
Mascaras superpuestas van
conformando el abanico del
descontento.
El súbito placer.
Un solo cuerpo, cien colores.
Anda por tierras inhóspitas.
Disímiles rostros, sin hallar uno.
Cuerpo con ¨ identidades ¨ .
Sin identidad.
Fatiga el tiempo.
Acumula historias, en el andar
cuenta y no da cuentas.
Llega a casa, le preguntan
quien sos
Va quitándose mascaras.
Pasan las horas, los dias, los años
no lo reconocen
Exhausto
decide… me quedo con esta,
me sienta bien.
Sin reconocimiento se enfrenta al
espejo.
Se observa minuciosamente
sin reconocerse.




PP  23  3  134




PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Podés retirar Nuevas Letras gratis, también números historicos agotados hace décadas EN EL KIOSCO de Av. Las Heras 2126 CABA abierto todos los días de 5 a 13 https://moovitapp.com/index/es-419/transporte_p%C3%BAblico-Las_Heras_2126-Buenos_Aires-site_133232581-1602 PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Estoy  representando  escritores  *  Te  consigo  la  posibilidad  de  publicar  en  las editoriales  más  grandes  del  país  *  Me  ocupo  de  todo  *  Te  difundo  mundialmente  en  papel  y  en  modo  virtual  con  Nuevas  Letras  y  Paginantes  *  Si  hace  falta  corregir  las  obras  yo  me  ocupo  NADIE  VA  A  TOCAR  UNA  COMA  SI  YO  ESTOY  EN  EL   PROCESO   (11 5459-4902 WhatsApp / luisbatt@interserver.com.ar)  *  Mediante  mi  taller  literario  te  ayudo  a  crecer  en  las  letras  *  Si  querés  dar  taller  literario  te  enseño  y  te  consigo  los  alumnos  *   Alguna   vez   soñaste  que  alguien  te  abriera  las  puertas  de  la  literatura?  TU  SUEÑO  SE  CUMPLIÓ.   ACÁ  ESTOY