viernes, mayo 01, 2020

COMO LA LLAMA DE UN FÓSFORO


COMO LA LLAMA DE UN FÓSFORO

  Todo lo que un día me acompañó, todo lo que fue mi vida, desaparece con la velocidad de la llama de un fósforo que se apaga. Y, ahora, ya tarde, descubro la necedad de mi juventud de no poder comprender cómo un día, casi por voluntad, nos alejamos del mundo.
  Creo, profundamente creo, que nos morimos cuando ya no podemos encontrar ese fondo tibio que nos hacía tener esperanza. Busco mi fondo tibio, pero no está, y es como si nunca hubiera existido. Me golpean, en tanto, las multiplicidades del dolor.
  Y lo peor te juro, lo peor, es que todo me indica que está por delante; y va a atra-parme sin épica, sin rebe-lión, sin milagro, como una flor en un florero se seca irreversiblemente, como se apagan las lucecitas de las luciérnagas, como perecen las estrellas.
  -¡Qué cursi!
  -¿Cómo cursi?
  -¿No conocés la palabra?
  -Sí
  -Bueno cursi, vulgar, trilla-do, que carece de novedad, originalidad o importancia. Ni te me acerques, no me gustan los llorones.
  -¿Te trajiste el diccionario?
  -Soy instruída.
  Así, como la llama de un fósforo. Se abrió la cuenta regresiva, y ya es tan tarde para dibujar un sueño...
  -No
  -¿Que cósa no?
 -Primero que nada, pongamos la frase correcta. Debió ser "¿Qué cosa no?"
 -Vaya importancia
Así, como la llama de un fósforo, se me fue la espe-ranza.
  -¿Qué pensás?
  -Que todo puede ser verdad y de repente puede ser mentira.
  -¿La mirada?
  -Exactamente; no miramos la realidad como es, la rea-lidad es como la miramos.
  Así, como el laboratorio textil que nunca conoceré, como los alienígenas ances-trales de los que no volvere-mos a conversar, como los fideos del domingo, cómo las palabras felices del otro lado del teléfono hasta un "tenemos que cortar", como el país que no veremos más, como la llama de un fósforo.
  Me detengo, me desligo de la pc, miro el reloj, es vier-nes, pero pudo ser jueves, martes, sábado, domingo, todos los días son iguales. Enciendo la televisión "vos podés ser el héroe,quedándote en casa". Sin duda, me digo, los heroismos han cambiado.
  -Que no me traje el diccionario. Sos agresivo...
  Miro por al ventana el amanecer. En ese territorio resultante de un intermedio entre el sueño y la vigilia, ruego que sea un sueño, y al despertar quiero volver a dormir, quiero volver a soñar soñar.

Luis Alberto Battaglia 1/5/2020

Estoy vendiendo productos de limpieza y contra el coronavirus * Entrega a domicilio * Buen precio * Excelente calidad Si te interesa decime y te mando las listas 11 5459
4902 (WhatsApp / luisbatt@interserver.com.ar)

También barbijos y tapabocas
Si querés comparar algo decime
Si tenés algo para vender podemos asociarnos
Nintex, una de las textiles más antiguas e importantes de Argentina, está sacando una línea especial de barbijos (tapabocas) reutilizables, muy superiores a los que se encuentran en el mercado y con menor precio. Si te interesa te asesoro sobre eso.

No hay comentarios.: