viernes, enero 11, 2019

ALGO TRISTE


Me pasó algo triste en una red social. Saludé efusivamente a un escritor que conocía hace muchos años y no veía hace tiempo. Me contestó que no tenía idea de quien era yo.
Supuse que sucedía lo de siempre, que ubicaba más a mi revista y el dije que tal vez ubique más a mi revista y sin dejarme continuar me informó que él no conoce a Nuevas Letras (¿cómo sabría el nombre? y que si alguna vez le publiqué ahí habrá sido sólo una gentileza y volvió a contestar que no tiene idea de quien soy. Le informé que Nuevas Letras publica por calidad y no por gentileza y le recordé entonces a una amiga en común, una escritora de la misma localidad de él que también no veo hace tiempo. A lo que me contestó que esa escritora murió a los 28 años y que yo era un mentiroso y un don nadie y no merecía tener una conversación con él que es una persona tan importante.
Me dolió la muerte de una amiga a quien quise tanto, me dolió que fuera su amiga y me dolió que exista un escritor como él. Además me quedé pensando en sus categorías de personas y en que contradice una vieja visión que tengo de que los escritores somos todos personas sensibles UNA PENA

LUIS ALBERTO BATTAGLIA 10/1/2019

No hay comentarios.: