jueves, enero 10, 2019

PALABRA DE MUERTE


Porque hoy me duele mucho, demasiado,
y es posible morirse de tristeza
cuando palabras lacerantes
nos dejan con el mundo desahuciado
y el corazón al borde de la mesa.
Me enseñaron a amar y a ser querido,
a que me odien no me han enseñado;
y cuando todos hoy ya han fallecido
me tengo que enseñar y en esta noche
una pregunta ronda en mi costado.
Si viví para dar, para ser bueno,
cómo poder limpiar ese veneno
de la maldad, la prepotencia, el trueno
de una tormenta de dolor
que habita
y en un instante
nos muestra una bandera
de oscuridad  y todo se derrumba
en un jueves cualquiera.

LUIS ALBERTO BATTAGLIA 10/1/2019

No hay comentarios.: