miércoles, octubre 04, 2006

En sus labios (de Salvador Pliego) 006

Supe alguna vez de ti
como ese trino de la lejanía,
como esos versos escritos por el viento.
Supe y sé que esos labios eran el destello mismo,
la caricia dulce de la noche en melodía,
el festín del alba acurrucándose en el día.

Sé y soñé tus labios
como un niño palpa
el vientre en que es ungido:
El aroma y sus colores,
su textura y el sabor,
la púrpura odisea en sus contornos.

Un sueño eras
casi extinto y frágil,
el silencio mismo despertándome en tus senos.
Eras el ave en nido
asomándose al espacio
y prediciendo su aleteo.

He buscado un beso
como aquel que busca
la tierra y sus ancestros
para devolver la vida.
Y lo he soñado en brazos
de un pecho apacible,
donde guarde la dulzura
de sus besos y mis besos.

He encontrado en esos labios
la quietud del alma
que me arropa y descubre,
el sosiego profundo
y el amor que me acaricia,
la hermosura de su cuerpo
en el resplandor de sus mejillas.

He soñado y sueño en cada beso
que recibo de sus labios;
El amor del alma que percibo de su aliento,
la alegría perpetua en su sonrisa florecida,
la pasión por la fragancia
del contacto de su cuerpo.

Amo todo aquello
que refleja su ternura,
que involucra su anuencia,
que envuelve y fantasea.
Amo con delirio la soltura de su tacto,
la bondad de sus pupilas,
el afecto en que me mira.

Vivo enamorado
y vivo ardiente en su proclama.
Y la he soñado como nunca
y la sueño cada día
con un beso enamorado.

Vivo en el designio
de su labio enamorado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

HOLA HERMOSO POEMA DE SALVADOR PLIEGO, ES UNA BELLEZA. FELICITACIONES POR LA EXCELENTE ACTUALIZACIÓN...
ABRAZOS Y BESOS
RAQUEL L TEPPCH