jueves, julio 26, 2007

Mitos y Leyendas (de Diego de Villaroel) P702210

Todos los mitos y leyendas que a lo largo del planeta existen sobre el origen, tienen factores asombrosamente comunes. En la mayoría de los casos los dioses proceden de la unión entre el cielo y la tierra. Casi siempre, después de una primera generación hay terribles batallas entre hermanos o entre padres e hijos, los que ganaron aquellas guerras son sus actuales divinidades y los que perdieron, fueron enterrados desde entonces en la sepultura del olvido.

Lo racional sería pensar que todos estos relatos corresponden a fantasías populares y que debido a las frecuentes migraciones, las creencias se fueron pasando de unos a otros adaptándose a las particularidades locales. Y en principio ahí acabaría todo. Serían al modo de simple cuentos infantiles útiles para dormir a las guaguas en las largas y duras noches de invierno. Simples curiosidades.

Otra forma de enfocarlo sería pensar que todos los sucesos que están relatados en los libros sagrados del mundo y en las leyendas populares, corresponden a símbolos, un lenguaje cuyas claves hemos perdido pero que debemos saber interpretar si queremos recuperar nuestros orígenes.

Se entiende que hay que elegir entre la creencia en que los mitos relatan sucesos reales, y la creencia en que el contenido de los mitos es meramente simbólico, o sea, "no real". Es decir: que Osiris o Manku Qhapaq nunca fueron despedazados literalmente, ¡Qué Barbaridad! me refiero a la fragmentación de la Unidad Primigenia cuando "descendieron" para dar vida al mundo y cosas así...

Bien, cuanto más lo pienso más me convenzo de que, no sólo no hay ninguna diferencia entre ambas posturas, sino que ni siquiera hay ninguna distancia entre lo que sucedió hace tan solo unos segundos y lo que sucedió en la noche de los tiempos. Absolutamente ninguna diferencia y absolutamente ninguna distancia. Voy a tratar de explicarme.. . Pienso que en todo momento, el pasado se "conforma", se hace coherente con un momento dado del presente para darle entidad, para darle "credibilidad" . El presente es el que en todo momento existe. Ese dato para mí es esencial porque hace que me pregunte: ¿Qué clase de realidad en el origen estoy buscando?

Creo que estoy buscando una clase de realidad en el origen que sea coherente con este especial instante que estoy viviendo porque necesito que mi Universo Mental sea ampliado hasta ser capaz de abarcar al tiempo entero ¡¡en su totalidad!!

En los animales las cosas son muy rígidas, ellos funciona por leyes muy establecidas debido a las repeticiones continuas de una misma pauta o patrón. Sin mucha flexibilidad sobre el programa. Ahora bien, el hombre es infinito... puede modificarlo absolutamente todo, Incluso su origen.

Entonces yo no digo que los mitos y leyendas sean reales o no, yo solo digo que "Nos pueden ayudar a encontrar un sentido a todo esto", de manera que todo nos cuadre. Vistos como símbolos, vistos como sucesos reales, vistos como historietas. Vistos como sea.

Cualquier evento, absolutamente cualquier evento tiene al menos una doble dimensión: Una es la que llamamos "real" y es la aparente, la que se muestra, la que se ve con los ojos de la cara. Y otra absolutamente oculta y simbólica. No hay ninguna contradicción entre ambas. Todo lo contrario.

Esa es mi idea.

No hay comentarios.: