miércoles, octubre 30, 2019

POR AÑOS DE SUEÑOS...





RADIO ASAMBLEA Al Filo de la Medianoche 4/11/2019

TE CUENTO UNA HISTORIA NOTA 67
POR AÑOS DE SUEÑOS... Luis Alberto Battaglia 30/10/ 2019
  
   Durante años, en cuadernos y cuadernos, le escribía a "la chica de mis sueños" poemas de esperanza y nostalgia. Esperanza de que existiera, nostalgia de aún no haber podido encontrarla. Un día, en el año 2000, llegó a mi taller literario una escritora maravillosa, como pocas veces en mi vida había podido leer. Ya al verla, y antes de saber cómo escribía, algo en el corazón me dio un vuelco, "¿sos vos?" le pregunté con la mirada, no sé si su mirada contestó pero sé que hubo un brillo. Si es que acierto en mis convicciones y teorías, el verdadero amor es mutuo y nace al mismo tiempo. Norma Itatí Nuñez se presentó, pero yo me quedé con “Itatí”, para mí es y será mi capicúa. Capicúa no remite tanto a la palabra que se puede leer de atrás hacia adelante y adelante hacia atrás; sino, sobre todo, a que el amor mismo se puede seguir de mí a ella y de ella a mí y en el orden en que se lo mire es el mismo amor.
  Entonces Capicúa, hemos recorrido caminos distintos desde ese maravilloso 28 de enero de 2001, donde cambió mi vida, una tarde lluviosa, un domingo, el Cine Cosmos, un beso, una ilusión, un milagro. Eras vos, después de haberte soñado toda la vida, el amor existe, la poesía existe, tal vez exista Dios...
  Tal vez la vida sea un transitar a los tumbos, en las sombras, portando sólo un sueño, hasta encontrar la luz, la clave, la contraseña, la libertad, la puerta de entrada o de salida, como queramos entenderlo. Tal vez la vida sea transitar en la pregunta y un día... encontrar la respuesta ¿Te acordás amor? la película se llamaba "La Promesa" y ese domingo lluvioso fue la respuesta, fue la promesa.
  Hoy sé que Félix e Itatí son las palabras clave de mi alma, las que abren el milagro, las que me hacen sentir que vale la pena haber nacido, las que me certifican que la magia no necesita los trucos. Y sé, y sobre todo sé, que los senti-mientos crean mundos. Amores, yo los soñé toda mi vida, sin saber que me esperaban a la vuelta de alguna esquina del tiempo. Sé, que estamos juntos para siempre, por designio del alma, como las flores y el perfume, como el agua y la sed. La vida es rara y maravillosa, como los mapas de la libertad. Y porque vale la pena, lo vuelco en las palabras, mis representantes, mis amigas.
  Las palabras nos juntaron, amor, bajo una lluvia cómplice y un domingo como no hubo otro ni antes ni después, el domingo de mi vida. Y Félix, descansaba en un futuro de esperanza. Yo sé de las palabras, yo sé de los milagros, yo sé de la poesía. Sé de tus ojos que pintan el universo, se de la hormiga y el caracol y los paquetitos y las capitales y ese vibrar de la alegría. "Hola mi campeón" y brillan los rincones, la vida, se vuelven eternidad. Lo sé, porque me crean, porque me creen, porque susurran en mi tiempo.
  Sólo me queda hoy decirte en público lo que tantas veces te digo en privado:
  Amor de mi vida
  Gracias por existir
  Desde el alma

No hay comentarios.: