domingo, junio 14, 2020

SALÍ A CAMINAR LAS CALLES DE BUENOS AIRES Carlos Gustavo Virardi Grupo Paginantes en Facebook Nº 154

SALÍ A CAMINAR LAS CALLES DE BUENOS AIRES Carlos Gustavo Virardi Grupo Paginantes en Facebook Nº  154


(Las calles de Buenos Aires nos cuentan un cuento, descúbralas).
  “Había guardado día y hora, se transformarían en día y horas, o en horas y días, de caminar. Soy Juan Francisco.

  Salí de la mejor manera que se puede, sin rumbo, lo mejor para cuerpo mente y alma. “Que se haga camino al andar”.
  Encontré de pronto el Caminito, visualicé la Plaza, junto al Arenal había un gran Ombú. A la distancia ví la autopista, un gran avenida pasaba bajo ella, era la de Mayo.
  No se escuchaba música de Beethoven precisamente, ni de Mozart ni Parera. Tampoco un Rufino sonido de Suiza o de Italia.
  Seguí andando, Superí las vías viejas, caminé y caminé sorbiendo el café de mi termo como un Conde, un bulevard me pareció Del Tigre, llegué a una lomada, parecí Tandil, Zuviría y Zuviría.
  Me dije que esa mañana nadie podría tenderme una Zelada, es más, vi varias chicas lindas como para darles un Pico…algunas eran una Maza.
  Como decían los antiguos griegos nadie crea, nadie inventa si no pasa por el ocio. Así dirigí mi Paso con fuerza. “No permitiré que me ocupen mi cabeza, la ocuparé yo” pensaba.
  Me sentía como cruzando los Alpes, Los Andes, quizá por el Paso de Los Patos o de Uspallata.
  Entusiasmado no sentía el cansancio, el café dulce me daba calorías para gastar, podrá pasar por todas las Provincias Argentinas. No me perturbaba nada, ni El Tren ni el Trole. Un Tonelero hacía ruido, estoy cerca del teatro Roma, lo veo, con sus grandes Salas, lo miro asombrado, está en El Buen Orden.
  Con Paso Segurola me siento con la fuerza de un Soldado, es que el aire está puro gracias a los vientos. Me digo que podría ser una mezcla de San Martín, José Ingenieros o Einstein lanzándose a la carga en plena batalla de Carabobo.
  Seguí, ni un Indio sentiría mi libertad de ir sin rumbo.

  Soy yo, lo cual no es fácil en estos tiempos globalizados de mente. No soy un García cualquiera, ni García del Río, soy, soy, soy.

  Veo Comercio, industria, Garantías de Progreso, decido descansar un poco, me apoyo en un Pilar, me digo “Juan Francisco descansá un ratito, pensá que después tenés que volver”. La ciudad o, Obarrio es inmensa.
  Un pájaro revolotea alrededor mío, me pregunto si quiere decirme algo, parece de buen Agüero, ¿será Sabio? ¿será de Grecia?
  Sigo caminando, este placer que pocos aprecian no lo pueden relatar ni Borges ni Mujica, ni pintar Renán o Quinquela.
  Algunas dificultades se cruzan, empedrado, Cañada, laguna, recibo ayuda en un momento que no me agrada, para eso están El El profeta, El Médico, El Maestro, El Alfabeto y El Refrán.
  Dos albañiles protestan en Zapiola, uno le dice al otro “no Zapiola” y el otro contesta “te voy a tirar con el Valdenegro” me hacen acordar de un chiste de Verdaguer.
  Ya llevo varios días caminando, soy todo un Tejedor de calles. Tejedor de una ruta que parece desvanecerse en el infinito. A menos que me lo recuerde alguien no quedará registro exacto el camino recorrido, no será como en avión o en Barco.
  Eso sí, los recuerdos serán un Torrent, pero algo será Obligado olvidado.
  Este viajecito me transformará en un mar Dulce o en una Roca, no sé. Se cruza un Perrault y me saluda.
  Me digo Seguí, Seguí, Seguí, Paso por la vinería de Navarro, la silla está atada con Correas. Entro en ella, no me sacan ni Los leones, aunque soy Manso no soy de Madero.
  Ni Carabela ni Galera es La Nave que me lleva son mis pies. De la Esteban de Luca del bolsillo no queda casi nada, muchos caramelos y facturas engullí. Me imagino ahora un Martín Fierro o un Holmberg vagando en abril, Cachimayo.
  Si hubiera pensado en otra forma todo esto, habría tenido algo en el bolsillo para imprimirlo como Gutenberg.

  Y cada vez más Díaz en la Huella donde La Haya se halla. Flores y árboles color Esmeralda, aquí y allá. Artes y Ciencias.

  Tengo que recorrer todo lo que pueda, estoico como los Granaderos, nadie me saca esta Libertad, en mi morral llevo un Jerez recién comprado.
  Vereda de Monasterio y otro pensamiento me llega “¿habrá como yo otros con mis Moldes?” solo Dios lo sabe.
  Pienso también que si sigo voy a llegar a La Pampa. En algún momento voy a Palmar. Mejor paro mientras pueda decidirlo yo… debo tomar la decisión, pero sin embargo mientras Paseo como Colón me digo por milésima vez:
  “ ¡ Juan Francisco Seguí ! ”

CABA Nueva Pompeya, Pizzería la Tropical, 12/03/2020 de 0930 a 1100
Carlos Gustavo Virardi
PP  23  3  154


PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Podés retirar Nuevas Letras gratis, también números historicos agotados hace décadas EN EL KIOSCO de Av. Las Heras 2126 CABA abierto todos los días de 5 a 13 https://moovitapp.com/index/es-419/transporte_p%C3%BAblico-Las_Heras_2126-Buenos_Aires-site_133232581-1602 PAGINANTESNUEVASLETRASEDICIONESBATTAGLI Estoy  representando  escritores  *  Te  consigo  la  posibilidad  de  publicar  en  las editoriales  más  grandes  del  país  *  Me  ocupo  de  todo  *  Te  difundo  mundialmente  en  papel  y  en  modo  virtual  con  Nuevas  Letras  y  Paginantes  *  Si  hace  falta  corregir  las  obras  yo  me  ocupo  NADIE  VA  A  TOCAR  UNA  COMA  SI  YO  ESTOY  EN  EL   PROCESO   (11 5459-4902 WhatsApp / luisbatt@interserver.com.ar)  *  Mediante  mi  taller  literario  te  ayudo  a  crecer  en  las  letras  *  Si  querés  dar  taller  literario  te  enseño  y  te  consigo  los  alumnos  *   Alguna   vez   soñaste  que  alguien  te  abriera  las  puertas  de  la  literatura?  TU  SUEÑO  SE  CUMPLIÓ.   ACÁ  ESTOY

No hay comentarios.: